Huracanes: buenas noticias para las costas mexicanas; medidas en EEUU por Florence


Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia serían tocadas el jueves por el poderío de Florence; ordenan evacuar a millón y medio de habitantes de la zona del potencial conflicto; México, libre de cualquier amenaza por el momento

133 vistas

Septiembre 11, 2018 06:40 hrs.
Clima Internacional › México
Justo May Correa › enbocaspalabras

Muy lejos, a 4,290 kilómetros al este de las costas de Quintana Roo, el huracán Isaac se degradó anoche a tormenta tropical, según el Aviso número 4, que corresponde al reporte de las 22.15 horas de ayer del Servicio Meteorológico Nacional.

Por otra parte, una zona de inestabilidad ubicada en el occidente del Mar Caribe y frente a las costas de Quintana Roo, la tarde de ayer lunes se mantenía con 30% de posibilidad de desarrollo ciclónico en 48 horas o menos, según informó el Organismo de la Cuenca de la Península de Yucatán (OCPY) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Se prevé que una vez ingrese en aguas del Golfo de México, hoy martes o el miércoles, tendrá mejores posibilidades de desarrollo. Sin embargo, estará favoreciendo fuertes lluvias durante las siguientes horas en los tres estados de la Península de Yucatán. El Organismo pidió estar al pendiente de los informes oficiales y no difundir rumores o información falsa.

Por Florence, ordenan evacuar millón y medio en tres estados de la costa sureste de EEUU

El poderoso huracán Florence podría tocar tierra el jueves afectando a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia. Se califica a la tormenta como “extremadamente peligrosa”.

Al respecto, Brian Kahn, conocedor del tema, dice en el sitio Gizmodo que estamos en lo más alto de la temporada de huracanes, y la naturaleza parece haber captado muy bien la indirecta. La región tropical del Atlántico ha gestado tres huracanes, pero hay uno que se está volviendo especialmente preocupante por lo rápido que crece: el huracán Florence.

El Centro Nacional de Alerta de Huracanes ha etiquetado a Florence con la categoría 3 a las 11 de la mañana del lunes y sigue creciendo. Sus vientos ya han superado los 185 km/h, que es el límite a partir del cual comenzamos a hablar de grandes huracanes. Un avión meteorológico sobrevoló la tormenta por la tarde y los vientos ya superaban los 210 km/h, lo que lo convierte en un categoría 4, dice Kahn.

Las previsiones indican que Florence seguirá intensificándose. En términos meteorológicos, esto significa que sus vientos mantendrán una aceleración sostenida de unos 56 km/h cada 24 horas. “Se espera que se fortalezca y que se convierta en un huracán extremadamente peligroso para el jueves”, escribía el Centro Nacional de Alerta en un comunicado hecho público el lunes.

Tan desafortunado pronóstico se debe a varios factores. El primero es que los vientos a elevada altitud que mantenían a Florence bajo control se han calmado durante este fin de semana y han permitido que el huracán se estabilice y cobre fuerza entre el domingo y el lunes.

El segundo factor que ha favorecido la rápida intensificación de Florence es el paso por una zona húmeda y cálida del océano donde la temperatura del aire era de unos 30 grados Celsius (86 Fahrenheit). Es una temperatura 2 grados Celsius (3,6 Fahrenheit) mayor a lo normal en esa región y en estas fechas.

Brian Tang, científico atmosférico en la Universidad de Albany explica que “ahora que Florence tiene esos ingredientes está desarrollando un anillo de intensas tormentas alrededor de su ojo y seguirá intensificándose al menos hasta categoría cuatro en las próximas horas.” El pronóstico tenía lugar precisamente horas antes de que el avión confirmara que Florence había llegado a categoría 4.

Tang compara a Florence con Harvey, Irma y otros potentes huracanes que se han originado en esa zona anteriormente, pero sigue habiendo una cosa en la que esta nueva tormenta es única: los meteorólogos creen que aún tiene margen para intensificarse mucho más. Sam Lillo, meteorólogo en la Universidad de Oklahoma, tuiteaba el domingo que el parte del Centro Nacional de Huracanes lo consideraba la tormenta del Atlántico que más rápido se ha intensificado de los últimos 20 años. Es un pronóstico bastante fuerte, pero se basa en los datos recogidos hasta ahora.

Un estudio publicado a comienzos de este mismo año indica que la magnitud y la velocidad a la que se intensifican las tormentas sobre el Atlántico va en aumento. Usando datos de satélite obntenidos entre 1986 y 2015, los investigadores han descubierto que la velocidad a la que se intensifican las tormentas está creciendo a un ritmo de 7 Km/h por década en el Atlántico central y oriental. Los científicos atribuyen esta tendencia a una fase positiva en la oscilación del Atlántico, una medida que se ve influenciada por la temperatura cálida del agua, pero tampoco descartan el efecto que pueda tener el cambio climático en este aumento de la temperatura.

Sea cual sea la razón, el impacto de Florence podría ser agudo y potencialmente mortal. Se espera que la tormenta toque tierra en la costa este a última hora del jueves con potentes vientos y lluvias torrenciales. Si vives en algún lugar entre Georgia y Nueva Jertsey, presta atención al parte meteorológico los próximos días, recomienda Kahn.
Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.