Fernando Aguilar | Club Primera Plana

El 3 por ciento de los infectados fallece: Isabel Villegas, Pediatra.

Fernando Aguilar


Las infecciones de sitio quirúrgico (ISQ), las más comunes: Doctor Alejandro Bolio

Las infecciones de sitio quirúrgico (ISQ), las más comunes: Doctor Alejandro Bolio


495 vistas

Diciembre 01, 2017 22:07 hrs.
Salud Nacional › México Ciudad de México
Fernando Aguilar › Club Primera Plana

’El coco’ de los médicos cirujanos son las infecciones de sitio quirúrgico (ISQ), las más comunes después de cualquier cirugía que comprometen la incisión, tejidos y órganos o cavidades manipuladas que pueden ser detectadas hasta 30 días después, lo que implica que el paciente reingrese al hospital, lo cual genera tensión emocional, secuelas, discapacidad funcional, reducción de calidad de vida, o la defunción, coinciden especialistas.
Isabel Villegas, con especialidad en Pediatría, subespecialidad en Infectología, estudios de Maestría en Investigación Clínica; Alejandro Bolio, médico cirujano egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad La Salle, especializado por el Hospital Infantil de México Federico Gómez en Cirugía Cardiovascular pediátrica, destacaron que su incidencia fluctúa entre 9 y 46%, dependiendo del tipo de institución de salud y nivel socioeconómico.
Isabel Villegas, lo detalló de esta manera en conferencia de prensa: ’se estima que en México una ISQ le cuesta (por evento) aproximadamente $74,500 MXN a un hospital público de tercer nivel en 2017, pudiendo este número aumentar si el paciente desarrolla otras complicaciones.
En otros países, las ISQ representan también altos costos: en Estados Unidos, estas cuestan entre $3,000 y $29,000 dólares por evento, mientras que en Inglaterra cada ISQ implica un costo adicional de entre 4,600 y 6,700 libras por paciente.
En el marco del 130 aniversario de las suturas ETHICON en México, agregó que solamente en 2015 se registraron oficialmente 65 mil infecciones de los 380 hospitales públicos, mientras que en 2016 aumentó a 63 mil. El tres por ciento de los infectados llega a fallecer, debido a que no se detectó la infección.
Solamente en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el titular de la División de Hospitales de Segundo Nivel, Francisco Jesús Rivera Rodríguez, destacó que al cierre de 2016 se efectuaron cerca de 1.5 millones de intervenciones quirúrgicas, esto es casi cinco mil operaciones en un día típico en el IMSS.
Lamentablemente, destacó Alejandro Bolio, en dicha incidencia de 9 y 46 por ciento, de acuerdo a una publicación de la Asociación Mexicana de Cirugía General A.C., los pacientes que la presentan tienen 5 veces más probabilidades de ser readmitidos en el hospital y entre 2 y 11 veces más probabilidades de morir que los pacientes que no la padecen.
En un recorrido a través de la historia de la sutura quirúrgica se destacó que con base en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de las Directrices Mundiales para la Prevención de la Infección del Sitio Quirúrgico, se sugiere el uso de suturas recubiertas con triclosán (SRT) como una forma de reducir el riesgo de infecciones postoperatorias, independientemente del tipo de cirugía que se practique.
Asimismo, tanto los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), como el Colegio Americano de Cirujanos y la Sociedad de Infecciones Quirúrgicas recomiendan el uso de suturas recubiertas con triclosán para prevenir ISQ. Desde la perspectiva económica, un estudio publicado en 2014 encontró que la utilización de SRT en cirugías reduce el costo de la atención de la salud al disminuir el riesgo de desarrollar ISQ.
Por ello, en el marco del 130 aniversario de las suturas ETHICON en México, es fundamental reconocer la importancia de reducir el riesgo de infección utilizando la sutura adecuada que ayude al cierre de la herida y proteja de la presencia de bacterias.
Actualmente, la evolución e innovación en dispositivos médicos permite que haya una gran variedad de suturas con diseños específicos para cada tipo de procedimiento, al alcance de la comunidad médica y de los pacientes sometidos a cirugía.
’Una sutura adecuada no sólo elimina algunas de las dificultades encontradas antes en el cierre de la herida, sino que también disminuyen el potencial de infección postoperatoria, el tiempo de internación o readmisión, trayendo beneficios a la salud del paciente’, puntualizó Isabel Villegas.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.