Quintana Roo: 44 años de olvido para los verdaderos promotores del estado


’Ningún partido político peleó porque Quintana Roo se hiciera estado. Oportunistas del PRI se adjudican milagros que no hicieron’, acusó hasta la muerte Antonio Miselem, incansable luchador enviado a prisión por Díaz Ordaz por exigirle justicia para Q.Roo y BCS

Quintana Roo: 44 años de olvido para los verdaderos promotores del estado

Antonio Miselem, luchador social en los tiempos en que los quintanarroenses estaban privados de sus derechos políticos desde su estatus de Territorio Federal que prevaleció hasta 1974



3,269 vistas

Octubre 13, 2018 21:40 hrs.
Política Nacional › México Quintana Roo
Justo May Correa › enbocaspalabras

Los quintanarroenses acudieron masivamente a las urnas el 5 de junio de 2016 para derrotar 41 años del viejo gobierno priista en el estado de Quintana Roo. El 1 de julio de 2018 contribuyeron también los ciudadanos con su voto a la victoria de Andrés Manuel López Obrador, de Morena, que el 1 de diciembre se convertirá en el 65º. Presidente de México.

Los actuales quintanarroenses ven muy natural acudir a las urnas y votar para elegir a sus gobernantes, pero ese derecho político tiene en Quintana Roo apenas 44 años. Antes no tenían derechos políticos. Antes del 8 de octubre de 1974 la vida de los habitantes se desenvolvía en un Territorio Federal creado el 16 de enero de 1902 por decreto del presidente Porfirio Díaz. El gobernador era designado por el presidente del país y no había municipios.

El Diario Oficial de la Federación publicó el 24 de noviembre de 1902 el decreto de la creación del Territorio de Quintana Roo, el que fue suprimido en 1913; restituido en 1915; suprimido otra vez en 1931 y restituido definitivamente en 1935, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas.

Ya en 1974 se creó el estado de Quintana Roo mediante decreto del Congreso de la Unión publicado en el Diario Oficial de la Federación el 8 de octubre de 1974, aprobado por todas las Legislaturas de los Estados, promulgado por el presidente Luis Echeverría Álvarez, con la extensión y límites del Territorio de Quintana Roo.

Enseguida, y de conformidad con el régimen transitorio relativo, la Cámara de Senadores designó Gobernador Provisional al Lic. David Gustavo Gutiérrez Ruiz, quien a su vez nombró a los tres magistrados del Tribunal Superior de Justicia: Lic. Ligia Mendoza Agurcia, Lic. Héctor Olayo Delgado y Lic. Miguel Ángel Angulo Castillo, cuyo pleno se instaló el 15 de octubre de 1974.

Se convocó a elecciones para el Congreso Constituyente, el cual quedó integrado por Pedro Joaquín Coldwell, Alberto Villanueva Sansores, Mario Ramírez Canul, Sebastián Estrella Pool, Gilberto Pastrana Novelo, José Flota Valdés y Abraham Martínez Ross, órgano que aprobó la Constitución Política de Quintana Roo, publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado el 12 de enero de 1975.

Las primeras elecciones de gobernador del estado, diputados a la I Legislatura y ayuntamientos, se celebraron el domingo 9 de marzo de 1975. La electa I legislatura estuvo conformada por María Cristina Sangri Aguilar, Carlos Francisco Sosa Huerta, Serapio Flota Mas, Horacio de Jesús Coral Castilla, Sebastián Canul Tamayo, Raúl Amir Brito Rivero y Enrique Lima Zuno. Entró en funciones el 26 de marzo de 1975; el primer gobernador constitucional, Jesús Martínez Ross, rindió protesta el 5 de abril, y los primeros siete Ayuntamientos iniciaron su gestión el 10 de abril.

De 1975 a 2016 Quintana Roo ha tenido ocho gobernadores, siete priistas. El actual, Carlos Joaquín González, proviene de un cisma priista; se salió de esa formación política para ser postulado por PAN, PRD, MC. Del primero al séptimo, los gobernadores que ha tenido Quintana Roo desde su fundación son los siguientes: Jesús Martínez Ross (1975-1981), Pedro Joaquín Coldwell (1981-1987), Miguel Borge Martín (1987-1993), Mario Villanueva Madrid (1993-1999), Joaquín Hendricks Díaz (1999-2005), Félix González Canto (2005-2011), y Roberto Borge Angulo (2011-2016). Y Carlos Joaquín González (2016-2022). Quince Legislaturas han tenido la tarea de autorizar los presupuestos de egresos y la revisión y aprobación de las cuentas públicas, incluyendo la actual.

Muchos ’héroes de saliva’ en la constitución del estado de Quintana Roo

Muchos ’héroes de saliva’ en la constitución del estado de Quintana Roo

El 4 de octubre de 2004, Novedades de Quintana Roo, la víspera de un aniversario de la erección de Quintana Roo como estado libre y soberano el 8 de octubre de 1974, cabeceó: "Olvidados los verdaderos promotores: Miselem".

Y citó el rotativo palabras de don Antonio Miselem: "... Ningún partido político peleó porque Quintana Roo se hiciera estado. Oportunistas del PRI se adjudican milagros que no hicieron. Yo encabecé el movimiento, pero como no soy miembro del PRI o de la cúpula gobernante, no quieren reconocer lo que hice..."

El mismo periódico dos años después, el sábado 8 de octubre de 2006, publicó un trabajo que tituló: "A 31 años, muchos “héroes de saliva” en la constitución del estado de Quintana Roo".

Y en el texto: Muchos son los detractores de Antonio Miselem. Muchos de ellos reciben lauros por "su lucha" en favor de la transición de territorio federal a estado libre y soberano de Quintana Roo. Gracias a la persistencia de un puñado de quintanarroenses a los que nada se les reconoce, es que hoy nuestra entidad celebra sus 31 años de edad como tal.

Son muchos los que presumen autoría. Pocos los que lo pueden demostrar. Miselem no lo dice. Lo demuestra. Sólo un ejemplo es la columna "Política y Políticos", de Roberto Ramírez Cárdenas, publicada por el periódico capitalino "La Prensa" el 14 de diciembre de 1963, cuando Antonio Miselem Asfura tenía 43 años. Nacido el 6 de agosto de 1920, acababa de cumplir 85 años ese 2006.

Decía esa columna política: "Los tenaces compatriotas del territorio de Quintana Roo no quitan el dedo del renglón y encabezados por el infatigable sostenedor del antiguo proyecto, Antonio C. Miselem, no cesan ante los diputados federales para que se les escuche y se promueva una reforma constitucional adecuada para que ya todas las entidades de la República sean estados libres y soberanos y dejen de ser —como Quintana Roo y Baja California Sur— los huérfanos.

"Mientras subsista este sistema de la unión federativa —argumentaba Miselem— hay que decir con franqueza que es un sistema antidemocrático, similar al de la Colonia y opuesto a la más pura doctrina de la autodeterminación popular".

Roberto Ramírez añadía en su columna: También dice Miselem que "es innegable el interés manifestado por el presidente López Mateos hacia Quintana Roo, ya que gracias a su decidido apoyo el Territorio ha dado grandes pasos en la senda del progreso, además de que ha sido el único presidente que ha hecho giras de trabajo en nuestro territorio.

"Sé que me pueden tachar de agitador “, decía Miselem, pero no me importa, pues sólo uso el derecho constitucional de libertad de expresión, tan celosamente defendida por nuestro actual presidente y ahora confirmado por nuestro candidato presidencial del PRI, Gustavo Díaz Ordaz, ante quien pugnaremos también en su oportunidad por el establecimiento de los derechos de los pueblos de los Territorios de Quintana Roo y Baja California Sur, por ejemplo, el establecimiento del municipio libre, convirtiendo los territorios en estados; dos diputados federales como mínimo; dos senadores; elección directa de gobernador, diputados locales y ayuntamientos..."

’Muchos creen que el estado nos lo regalaron de la noche a la mañana’

“Muchos creen que el estado nos lo regalaron de la noche a la mañana”, dijo Antonio Miselem Asfura (padre de Sofía Miselem García, reportera de France Presse, AFP) en una entrevista realizada el 1 de julio de 2002 en Radio Cultural Ayuntamiento Benito Juárez Cancún, en momentos en que el municipio era gobernado por Juan Ignacio García Zalvidea, del PVEM.

Decía Miselem que muchos creían que no hubo lucha para alcanzar el estado. “Hay un libro que dice, hablando de la época vieja, de cuando se formó el Comité Pro-territorio, de los años 1933, 1934, esos hombres lucharon para que volviera a Quintana Roo otra vez el Territorio, porque se estaba muriendo todo el sur de Quintana Roo. Y dice un libro: “Y pasaron 40 años para que este valiente pueblo fuera Estado...“.

El día de la entrevista, 1 de julio de 2002, declaraba el luchador político: “El próximo 6 de agosto cumpliré 82 años; bien vividos, con honestidad, sin cola que me pisen. Siempre ha sido mi pasión mi tierra. Yo soy nativo de la antigua Payo Obispo, hoy Chetumal, que es mi tierra.

“Me da mucho gusto hablar de esa época de mi tierra, de lo que ha pasado, de la formación del estado, de las luchas, porque, desgraciadamente, la gente no conoce la historia política de Quintana Roo.

“Pero qué pasó en esos 40 años, ¿se oscureció, no hubo lucha? La mayoría de la gente hay que reconocer que no son de aquí. Yo creo que en Cancún más del 80 por ciento no son nativos del estado. No conoce la gente la historia verídica de Quintana Roo.

“Hubo una lucha muy amarga de los quintanarroenses, porque nos venían aquí a gobernar como si fuéramos una colonia, no parte del territorio nacional. No venían como hermanos, como mexicanos. Creían los que venían que estábamos en taparrabos viviendo en la selva.

“No se juntaban con nosotros. Eran raros quienes lo hacían. Todos se creían superiores. Todos los funcionarios eran de afuera, designados por el gobierno central. Tuvimos un cacicazgo de casi 16 años de Margarito Ramírez.

“Se dedicaba nada más a saquear la madera y el chicle. El pueblo seguía ahí todo lleno de tierra, de lodo. Llovía y no había drenaje, no había agua potable. Casi no había luz eléctrica. Estábamos abandonados”.
Los plurinominales no son democracia, ¡son dedocracia!

Los plurinominales no son democracia, ¡son dedocracia!

Continuaba la charla:
“Cuando se formó el estado en 1974 teníamos alrededor de 400 mil habitantes. Ahora tenemos más de un millón (en 2002), probablemente tengamos un millón 200 mil, un millón 300 mil habitantes. ¡Seguimos teniendo dos distritos electorales nada más! Constitucionalmente, por cada 250 mil habitantes debe haber un diputado federal. (En 2005, tres años después de la entrevista, se crearon dos distritos más para completar los cuatro distritos que son hoy).

“Por lo tanto, Quintana Roo debe tener ya cinco distritos electorales. No es que se vayan a aumentar los distritos electorales. Se deben de bajar los plurinominales. Los plurinominales son injustos, porque son para los influyentes, para los bien parados. Eso no es democracia, ¡es dedocracia! Sigue siendo el dedazo.

“Por lo tanto, deben exigir los partidos políticos, el gobierno del Estado, el Congreso del Estado, que se formen cinco distritos electorales, porque la verdad, de 500 diputados tenemos dos distritos. Tal vez le den un plurinominal, pero esa no es una razón.

“En cuanto a la distribución, creo que debería ser un distrito que corresponde a Chetumal, otro distrito a Carrillo Puerto. A la ciudad de Cancún le debe corresponder dos distritos, y el otro distrito sería Solidaridad y Cozumel. (El distrito I tiene desde 2005 cabecera en Playa del Carmen. El distrito II tiene su cabecera en Chetumal. Los distritos III y IV tienen su cabecera en Cancún. El III se creó en 2005. Faltaría crear el V, con cabecera en Felipe Carrillo Puerto).

“Creo que esto lo debería de promover el Congreso del Estado, el gobierno del Estado y los partidos políticos. Yo como ciudadano tengo derecho a exigir también eso. Que yo sepa nunca han hecho nada de eso.

“No pertenecí a ningún partido político, porque hubieran tratado de disciplinarme. Y yo era muy indisciplinado, desde el punto de vista de mi sentido crítico al gobierno. Eso me costó amenazas, intentos de soborno. Me ofrecían dinero, me ofrecían puestos a fin de que yo colaborara con los gobiernos, para que yo me callara la boca, que me compraran.

“Yo les hice ver las cosas claramente. Yo no puedo colaborar con un gobierno que no sea en mi tierra. Lo primera que van a decir es que ya me vendí, que ya me dieron mi hueso, y eso yo no lo aceptaba de ningún modo, porque mi lucha era por mi tierra, defender los derechos de Quintana Roo.

Encaró a Díaz Ordaz en 1964, que se oponía al estado de Quintana Roo

“Eso me trajo muchos problemas. Fui amenazado varias veces. Tuve un enfrentamiento con Díaz Ordaz en 1964, porque el señor se oponía a que Quintana Roo fuera Estado y yo le dije que era un sistema colonialista. En fin, nos hicimos de palabras.

“Sucedió así: me dieron el “norte” de que iba a tomar su avión para comenzar su campaña a la Presidencia de la República en Cozumel. Lo fui a ver en el aeropuerto de la ciudad de México antes de que partiera hacia la isla. Hablé con él. Inclusive tengo fotos de cuando estaba hablando con él.

“Le dije que queríamos ser Estado, que teníamos el derecho de ser Estado. Me respondió: “¿Ya quiere usted tener Congreso para gastar más dinero?” “La democracia cuesta dinero!”, le respondí: “Sí es cierto, señor, pero más costó la sangre del pueblo mexicano para imponer la democracia” “¡Usted puede pensar como quiera! “Sí señor, yo pienso y voy a seguir mi lucha por mi tierra”. “¡Ya me voy!”. “¡Que le vaya bien!”.

“Me lo dijo altanero y me le puse altanero yo también. Eso me trajo consecuencias. Vinieron las elecciones. Yo me lancé para diputado independiente para promover los derechos de los pueblos de Quintana Roo y de Baja California Sur, porque yo hablaba de Quintana Roo y de Baja California Sur. Yo estaba en contacto con ellos.

“Eso me trajo consecuencias. Me lancé para diputado independiente promoviendo los derechos políticos de los quintanarroenses, los ayuntamientos, la representación en el Senado; los primeros pasos de un gobierno de antiguos y viejos residentes electos por el pueblo. Los primeros pasos para el Estado.

“Y eso me trajo consecuencias. Me tacharon de agitador. Me amenazaron con aplicarme la Ley de Disolución Social que en esa época existía. En esa época el gobernador del Territorio era don Aarón Merino Fernández. A pesar de todo él me respetaba. Me llevaba bien con él.

“Pero por aquellas circunstancias me “encarajé”. Me molesté mucho con él. Se lo dije. Esta es mi tierra. Usted es poblano. A usted no le duele. A mí sí me duele. Estamos aquí dominados como una colonia. Si quiere usted proceder contra mí, proceda. Yo no tengo miedo. Me sé defender. “Cómo lo voy a procesar si usted es mi amigo”. “Bueno, si soy su amigo, no me amenace”.

“Yo creí que las cosas habían quedado así, pero después vinieron las consecuencias. Me detuvieron en Jalapa, Veracruz. Yo estaba trabajando en Hacienda. Acusaron al jefe de grupo, pero a los demás compañeros no nos acusó nadie. Pero había una cosa descarada de querer fregarme a mí. Nos acusaron de abuso de autoridad, peculado, soborno y secuestro.

“Estuve preso 134 días. Desde el 22 de octubre hasta principios de marzo. Metimos amparos. Se hicieron tontos. El señor López Arias descaradamente le dijo a Raymundo Sánchez Azueta, que era diputado federal de Cozumel, íntimo amigo mío, porque él intervino con un compañero de cámara ante López Arias, que era el gobernador, “No te metas Raymundo. Vamos a fregar a tu amigo Miselem”. Así, descaradamente.
Miselem habla en comida con LEA el 26 de septiembre de 1974

Miselem habla en comida con LEA el 26 de septiembre de 1974

“Como consecuencia de todo eso me ficharon en Gobernación. Eso me lo dijo Manuel Bartlett en la comida que tuvimos el 26 de septiembre de 1974 con Echeverría, cuando se hizo el Estado. Éramos 34 quintanarroenses. Me dijo Bartlett: “Conocemos de usted más que usted mismo. Ya vi su expediente político”.

“Ya estoy fichado. Me vigilaba Gobernación y la policía del estado. Fui candidato a gobernador cuando se hizo el estado. Eso fue para mí una maniobra del propio gobierno federal, porque como era vergonzoso que hubiera elecciones federales y que no hubiera ningún candidato más que el del PRI, o sea, Chucho o Chucho, Pedro o Pedro. ¡Eso no eran elecciones! ¡Era una farsa electoral. Yo les hablé a los partidos políticos que eran cuatro: PRI, Acción Nacional, el PARM, Partido Auténtico de la Revolución Mexicana y el Partido Popular Socialista (PPS).

“Les hablé y les dije: Señores, va a haber elecciones en Quintana Roo. Junten gente. Participen. Inclusive le dije a Bartlet, tuve unas pláticas con Bartlet sobre la cuestión del estado; le dije: Cuando se convoque a elección se debe dar al pueblo; se le debe poner un lapso de tres a seis meses para que la gente se organice. De lo contrario, es un golpe de estado contra el pueblo”.

Don Antonio Miselem Asfura murió el sábado 2 de febrero de 2008, un día antes de los comicios para elegir presidentes municipales y renovar el Congreso de Quintana Roo. Era el último luchador de la vieja guardia por los derechos políticos de Quintana Roo, entre los que figuraban Polo Valencia, Aurelio Aranda, Raymundo Sánchez Azueta, Lito Castro, Vicente Coral, Elvira Castillo... Gracias a su lucha, al día siguiente los ciudadanos pudimos ir a las urnas...

Hoy el líder de la lucha por la reivindicación de los derechos políticos de los ciudadanos quintanarroenses ha muerto. Los gobiernos priistas por consigna jamás le reconocieron nada. Y el actual emanado del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, tampoco. El único político que envió una corona a la capilla de su velación fue el exgobernador Pedro Joaquín Coldwell, hermano del actual, Carlos Joaquín González.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.