Son los anticoagulantes kriptonita para el Covid-19


Científicos chinos descubrieron que no son las neumonías por las que mata el Covid-19. Lo que hace el virus es desencadenar fenómenos de acumulación de coágulos en la circulación pulmonar que se combaten con Heparina

Son los anticoagulantes kriptonita para el Covid-19

Doctor Raúl Izaguirre Ávila, jefe del Departamento de Hematología del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, CDMX



1,978 vistas

Abril 27, 2020 16:54 hrs.
Salud Nacional › México Quintana Roo
Justo May Correa › enbocaspalabras

Científicos chinos descubrieron que no son las neumonías por las que mata el Covid-19. Lo que hace el virus es desencadenar fenómenos de acumulación de coágulos en la circulación pulmonar, causantes de trombosis que hasta hoy habían quitado la vida a 209 mil personas en el mundo e infectado a tres millones, y establecieron también que esa amenaza puede ser combatida con la administración oportuna de anticoagulantes, como la Heparina, tratamiento mediante el cual han logrado bajar dramáticamente el número de muertes.

Al principio se pensaba que el problema respiratorio era por daño directo del virus en el aparato alveolar, pero las primeras autopsias mostraron depósitos de coágulos en la circulación pulmonar, ha explicado el doctor Raúl Izaguirre Ávila, jefe del Departamento de Hematología del Instituto Nacional de Cardiología ’Ignacio Chávez’ de CDMX.

’Ese descubrimiento ha sido una revelación muy importante, porque puede marcar un parteaguas en la evolución del padecimiento. A todo mundo nos tomó por sorpresa esta enfermedad y se pensaba que el problema respiratorio era por daño directo del virus en el aparato alveolar’, comentó el doctor Izaguirre Ávila, médico cirujano, especialista en medicina interna y hematología, especialista en hemostasia y trombosis.

Sin embargo, las primeras autopsias que se hicieron mostraron depósitos de coágulos en la circulación pulmonar. Ahora se sabe que (cuando) el Covid evoluciona hacia la gravedad en gran parte se debe a fenómenos de coagulación, añadió el también presidente de la junta directiva del Grupo Cooperativo Latinoamericano de Hemostasia y Trombosis.

Entrevistado por la periodista Emma Torres, de Canal 4 de Televisa del Golfo, el especialista precisó que son las complicaciones de las trombosis desencadenadas por el coronavirus lo que está cobrando tantas víctimas.

Podemos tener trombosis en la circulación capilar de los pulmones, dijo; la conocemos como angiopatía trombótica, o podemos tener, incluso, coágulos grandes que van y se atoran en la circulación pulmonar. Eso es muy grave. Se llama tromboembolia pulmonar. Cualquiera de estas complicaciones están ocurriendo en los pacientes graves con Covid.

Explica el facultativo: la trombosis es la formación de coágulos adentro de la circulación. Normalmente la sangre tiene que permanecer líquida para circular por todos los órganos libremente.

Desafortunadamente, por varios factores de riesgo, por enfermedades la sangre se coagula al interior de los vasos sanguíneos.

Si se obstruye un vaso sanguíneo, continuó, ese tejido llega a morir, lo que conocemos como un infarto. Se sabe por estadísticas que una de cada cuatro personas morimos por algún problema de trombosis: por ejemplo infarto agudo del miocardio; tromboembolia pulmonar, accidente vascular cerebral, etc.

Es una de las principales causas de mortalidad en el mundo, y desde el año 2014 la Organización Mundial de la Salud inició una campaña precisamente para prevenir trombosis, añadió.

Justamente ahora nos alcanza el Covid, una enfermedad nueva y coincide con que también presenta fenómenos trombóticos mortales. Ya teníamos una campaña intensa contra la trombosis en los últimos cinco años que ahora, con el Covid, se vuelve más importante la acción de prevenirla.

ꟷ¿Los medicamentos anticoagulantes representarían ya una esperanza para la recuperación de pacientes con coronavirus?

Efectivamente, responde, han sido descubrimientos muy rápidos dentro del Covid. Los anticoagulantes son medicamentos que ya se conocían desde hace muchos años.

Por ejemplo, la Heparina tiene más de cien años que apareció. Se ha usado rutinariamente durante más de setenta años para prevenir y para tratar la trombosis. No es un medicamento nuevo.

De hecho, la campaña del Día Mundial de la Trombosis es emplear heparinas en hospitalización, porque ser internado en un hospital es un factor de riesgo para tener trombosis. La cirugía de cadera, la cirugía de rodilla; también si estamos internados por cualquier tipo de infección, por una insuficiencia cardiaca o por una infección respiratoria, podemos tener trombosis.

La insuficiencia respiratoria se considera factor de riesgo; cualquier neumonía de cualquier tipo, ya sea bacteriana o por otros virus, se considera que es un factor de riesgo de trombosis y en esos pacientes hay que prevenir, indicó.

Y ahora se ha visto que el Covid es mucho más trombogénico que otros virus; desarrolla rápidamente una trombosis en los pacientes que tienen factores de riesgo, insistió.

Por eso, la Heparina, siendo un medicamento tan antiguo, ahora ha cobrado una especial importancia en la prevención de las complicaciones de Covid.

Se han hecho varios estudios rápidos, desde China y Europa. Se ha observado que si se administra Heparina oportunamente en el Covid grave, disminuye la mortalidad dramáticamente, subrayó.

Eso es muy significativo; se ha demostrado en series de pacientes cómo baja la mortalidad si se emplea la Heparina en forma oportuna.

El camino es que si un enfermo con Covid llega a un hospital ya en etapa avanzada o de gravedad, ahí mismo se empieza la prevención con Heparina, comentó.

Nadie debe automedicarse con Heparina

Lo que quiero dejar muy en claro, destacó, es que la gente no puede usarlo en su casa. Porque se está difundiendo tan rápido este conocimiento, y el público y los médicos estamos tan ávidos de tener un medicamento eficaz, que se podría caer en el exceso de considerar de que la Heparina hay que usarla en casa. No. No se puede automedicar.

La Heparina tiene que ser prescrita por un médico y dentro del hospital, inicialmente. Es posible que algunos enfermos, después de superar la etapa de Covid grave y que regresen a su casa, puedan continuar unos días más con Heparina, explicó.

Otro de los mitos que quisiera derribar es que algunos han considerado que la Heparina es la vacuna contra el Covid, porque se administra subcutáneamente, pero esto no es así; no es una vacuna, aclaró.

Es un medicamento que impide las complicaciones de coágulos, que son las que pueden matar en el Covid. Efectivamente, la Heparina es de gran ayuda, pero junto con los otros medicamentos, porque hay que administrar medicamentos antivirales, ha que administrar medicamentos antiinflamatorios; si hay problemas de la respiración, hay que dar un soporte mecánico, detalló.

Pero lo más importante, agregó, es evitar que se acumulen coágulos en la circulación pulmonar, ya sea en los capilares o en los grandes vasos como tromboembolia pulmonar. Y eso se logra con la administración oportuna de Heparina.

Creo que está siendo de gran ayuda, y eso tiene que ser conocido por los médicos, sobre todo los que están recibiendo a estos pacientes en los servicios de urgencias, en los servicios de terapia intensiva. (Deben) identificar oportunamente los factores de riesgo y hacer pruebas de coagulación, recomendó.

Aconseja hacer la prueba de Dímero D en cuanto el paciente llegue al hospital

Hay una prueba que se llama “Dímero D”, que habría que hacerla inmediatamente (las pruebas del Dímero D se utilizan para buscar problemas de coagulación sanguínea), porque si esta prueba es positiva y está muy elevada, es señal de que hay que empezar inmediatamente un tratamiento agresivo con anticoagulantes, informó.

(También pueden decidirlo los médicos) simplemente con los factores de riesgo: si el enfermo es obeso, si tiene diabetes, si tiene antecedente de trombosis; si es una mujer que está tomando hormonales. Todos esos son factores que favorecen la trombosis, y el Covid la va a desencadenar, reiteró.

Entonces, hacemos una evaluación clínica y de laboratorio para empezar lo antes posible la prevención con Heparina, comentó.

El nuevo tratamiento da ventajas a México, si lo aplica, para bajar la tasa de mortalidad

ꟷ¿Este conocimiento puede marcar un mejor pronóstico de la enfermedad? ¿Tomaríamos ventaja en su aplicación, considerando en China esto no se sabía cuando empezó la enfermedad?

Por supuesto, responde; siendo nosotros de los últimos países en entrar a la epidemia hay que sacar ventaja de los conocimientos anteriores.

En China se descubrieron en las primeras autopsias esos fenómenos de trombosis y ahora es ampliamente difundido en el mundo. Muchas de las sociedades (médicas) más importantes del mundo están hablando de esto, señaló.

A diario se están haciendo sesiones en línea, están apareciendo publicaciones; están apareciendo recomendaciones continuamente, haciendo un llamado a la importancia de prevenir la trombosis. Creo que esto va a mejorar el pronóstico de los pacientes con Covid, dijo.

En México, con mis compañeros, ha habido una gran difusión, y nosotros, en el Instituto de Cardiología tenemos pacientes ya hospitalizados con Covid y estamos usando Heparina, por supuesto, en la mayor parte de ellos, comentó.

El paciente se atiende de una forma multidisciplinaria. Los que están en la sala de terapia intensiva son para recibir el apoyo ventilatorio; ahí está personal altamente calificado, sellado en esa área.

Pero desde fuera participan especialistas como los infectólogos, los neumólogos y nosotros los hematólogos, dando la pauta para el tratamiento anticoagulante.
Este tratamiento en equipo y en forma oportuna puede mejorar la evolución de los pacientes. En el Instituto de Cardiología estamos administrando Heparina prácticamente a todos los enfermos con Covid de alto riesgo, expresó.

En cuanto a los pacientes mayores, comentó que simplemente por la edad tienen más riesgo de trombosis. “A medida que envejecemos tenemos más riesgo de trombosis”. Otros riesgos de trombosis son la diabetes, la obesidad, la hipertensión, que como factores clínicos aparecen en muchas escalas de evaluación.

Tenemos métodos para calcular la escala de trombosis: la Escala de Padua (clasifica a los pacientes en dos grupos de riesgo: riesgo alto si tiene ≥ 4 puntos, y riesgo bajo si tiene menos de 4 puntos); y la Escala de Caprini (permite la correcta aplicación de las medidas tromboprofilácticas, de acuerdo con las guías internacionales para pacientes que recibirán algún procedimiento quirúrgico general). Tienen que ser aplicadas por el médico que recibe a cada paciente en Hospitalización, precisó.

Con esta identificación de factores de riesgo, sobre todo en los de mayor edad, se justifica plenamente empezar una tromboprofilaxis. Entonces, los grupos vulnerables, como diabéticos, obesos en edad avanzada se van a beneficiar mucho con una oportuna intervención haciendo prevención de trombosis, puntualizó.

En el caso de que ya se haya instalado, que ya haya microangiopatía trombótica, o ya haya tromboembolia pulmonar, hay tratamientos más agresivos: anticoagulación a dosis plenas o, incluso, trombólisis, que es para desbaratar los coágulos que ya se han formado. Así es que los grupos de riesgo serán los más beneficiados con estos tratamientos anticoagulantes. apuntó.

Dónde obtener más información

ꟷEn medio de esta adversidad, esta parece ser una gran noticia. ¿Dónde podemos obtener más información sobre este alentador tratamiento?

Numerosas sociedades en México y en el extranjero están publicando guías y recomendaciones. Están haciendo muchas sesiones en línea, repuso.

Nosotros, agregó, en el Instituto de Cardiología tenemos una guía elaborada que podemos poner a disposición. También existe la Sociedad Mexicana de Trombosis y Hemostasia; también tenemos el Grupo Cooperativo Latinoamericano de Hemostasia y Trombosis, Grupo CLAHT. Es una sociedad en la que participan todos los países de Latinoamérica.

Tenemos una página en la que hemos colocado una gran cantidad de bibliografía y se está elaborando un consenso latinoamericano para adaptar a cada uno de los países de Latinoamérica, que somos tan diversos y tenemos tantas carencias; la idea es que todos, dentro de sus posibilidades, puedan aplicar algún tipo de prevención de trombosis y de tratamiento, explicó.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.